La Justicia federal sentenció al PAMI a abrir las oficinas de Quequén

El Juez federal Bernardo Bibel sentenció al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (I.N.S.S.J. y P.) a abrir una oficina para que funcione en Quequén un Centro de Atención Personalizada de PAMI.

El Dr. Marcelo Rivero, representante legal de los jubilados,  explicó que esta mañana que: “El juez federal Bibel, ya dictó la sentencia, o sea, ya lo dio por terminado al juicio. El magistrado condena al PAMI a suspender una resolución, que es la resolución 228 que cerraba el Centro de Atención Personalizada de Quequén, ergo, lo tiene que abrir”.

Agregando que: “Esa sentencia, supongo yo, que la van a apelar pero igualmente la apelación no suspende los efectos de la sentencia hasta que la Corte diga la última palabra si es que quieren ir a la Corte”, apuntó y remarcó que “ya no es una medida cautelar, es una sentencia, ya se terminó el juicio”.

PAMI fue notificado y, de esta manera, deberá mantener una oficina que actúe como Centro de Atención Personalizada en Quequén. Para ello deberá resolver el problema contractual con el locatario de la actual sede o mudar las instalaciones a otro sector.

El juicio iniciado por Gloria Garrigo y Marta Markuvics fue promovido por la Asociación de Jubilados y Pensionados de Necochea y Quequén, con la intervención de su letrado Diego Quintana y Marcelo Rivero por el Partido Justicialista de Necochea.

Dictada la sentencia por el juez Bibel, PAMI deberá abrir de inmediato el Centro de Atención Personalizada.

Sobre este punto, Rivero expresó a este medio que “esto no es una cuestión de donde tiene que estar, tiene que estar en Quequén y tiene que ser un Centro de Atención Personalizada con las comodidades que requiere, o sea, el PAMI tiene que cumplir la sentencia”, que manifiesta que “en Quequén tiene que estar el Centro de Atención Personalizada con el estatus jurídico y administrativo que significa eso, o sea, personal, computadoras, comodidades. Lo pueden poner donde estaba antes, lo pueden poner en otro lugar donde, por ejemplo, alquile el PAMI o la Municipalidad”, apuntó el abogado ya que, en su momento el intendente municipal Facundo López se puso a disposición de los jubilados apoyando la iniciativa e inclusive ofreció un lugar para que funcionen las oficinas de Quequén.

El Centro de Atención Personalizado mantenía sus puertas cerradas desde finales de julio a pesar de la intimación por parte de la Justicia Federal y los esfuerzos de los jubilados quequenenses para hacer I.N.S.S.J. y P. entre en razón sobre la imperiosa necesidad de que siga abierto. Mientras tanto, los jubilados se atendían de manera precaria en la oficina que ANSES posee en la avenida 554.

Fuente: www.mardenoticias.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *