Fernández: «Vamos a arremangarnos todos para que en Argentina nadie pase hambre»

El presidente electo habló del «escenario complejo» en que recibirá el mando del país y afirmó: Argentina «va a ser un país gobernado por un presidente y por 24 gobernadores».

El presidente electo, Alberto Fernández aseguró que a partir del 10 de diciembre la Argentina «va a ser un país gobernado por un presidente y por 24 gobernadores». Lo hizo durante su visita a Tucumán por la reasunción del gobernador Juan Manzur, quien en junio último fue reelegido para un segundo mandato y fue uno de los pilares del Frente de Todos durante la campaña. Desde el Teatro Mercedes Sosa, de la capital tucumana, Fernández trazó un crudo diagnóstico sobre el escenario con el cual le tocará asumir. «Vamos a enfrentar un tiempo difícil porque tenemos que garantizar derechos y tenemos que volver a poner en marcha a la Argentina en un escenario complejo, de alto endeudamiento, que el mayor daño que hizo todo este tiempo fue precisamente condenar a la pobreza a cuatro de cada diez argentinos», manifestó.

«Vamos a ser un país gobernado por un presidente y 24 gobernadores. Vamos a hacer la Argentina federal, no va a ser un discurso, va a ser una realidad», expresó Fernández en su mensaje.

El futuro jefe del Estado aseguró que le tocará asumir en un escenario social complejo por la crisis económica, el desempleo y el aumento de la pobreza. «Esta sociedad no puede sentirse digna si en su seno hay gente que pasa hambre. Vamos a arremangarnos todos para que en la Argentina nadie más pase hambre. No va a ser el éxito de un gobierno, va a ser el éxito de toda la Argentina», sentenció.

Luego, señaló que los países de América Latina se diferenciaron del resto del mundo «por garantizar siempre el derecho a los que trabajan, el derecho a educarse y el derecho a la salud pública».

Fernández le apuntó al gobierno de Macri y advirtió que «desde hace cuatro años que vienen insistiendo en que para que la Argentina progrese hay que quitar derechos». Y agregó: «No conozco ninguna sociedad que se haga fuerte perdiendo derechos. No conozco una Argentina que progrese si se les privan derechos a los que trabajan».

En otro tramo de su discurso, se refirió al federalismo y a los desafíos de su gestión. «La Argentina es una toda, no hay argentinos de primera y de segunda. La ética de la responsabilidad social de la que tanto nos habló [Raúl]Alfonsín nos exige que aquellos argentinos que peor están sean los primeros en ser atendidos», expresó. Y completó: «Vamos a hacer la mejor de nuestras epopeyas, vamos a arremangarnos todos para que en la Argentina nadie más pase hambre».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *