El Gobierno convocó a prepagas y prestadores de salud por los copagos

A partir del próximo 1 de enero, los prestadores de salud comenzarán a cobrar un copago del 9% de cada prestación a los pacientes de las empresas de medicina prepaga, informó, a través de un comunicado, la Federación Argentina de Prestadores de Salud.

El Gobierno convocó a las empresas de medicina prepaga y a los prestadores de salud a una reunión para este martes, con el objetivo de “mitigar el impacto sobre la población” que puede significar el cobro de un copago del 9% a los pacientes de las empresas de medicina de prepaga a partir del 1 de enero próximo.

El encuentro, que inicialmente estaba previsto para esta tarde, se llevará a cabo mañana, informaron fuentes de la cartera de Salud.

El domingo, la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) señaló que, a partir del 1 de enero, los prestadores de salud (incluyendo hospitales, clínicas, sanatorios, servicios de emergencia médica, geriátricos y otros establecimientos del rubro) cobrarán un copago del 9% a los pacientes de las empresas de medicina prepaga.

Esta tarde, la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) recordó a los Agentes del Seguro de Salud «la plena vigencia» de la Resolución 2125/21 dispuesta a fines de julio pasado, en la que fijó un esquema de cuatro ajustes del 9% en los aranceles de las prestaciones médicos asistenciales, que se puso en marcha en agosto y cuyo último tramo es en enero próximo.

«Desde esta Superintendencia de Servicios de Salud dispondremos lo conducente a fin de aplicar las sanciones correspondientes con todas las herramientas vigentes y aquellas que la autoridad de aplicación defina, a toda entidad que no se encuadre en el ordenamiento de la mencionada disposición conforme al compromiso asumido por las entidades del sector en el acta acuerdo pertinente», advierte el comunicado.

«De esta forma, resguardamos el derecho de los y las ciudadanas a acceder a los servicios necesarios sin tener que incurrir en el pago directo para ello», agregó la SSS.

En la mañana del lunes, en diálogo con El Destape Radio, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo que habló sobre el tema con el superintendente de Salud, Daniel López, para convocar a una reunión con los agentes del seguro de salud y las entidades de medicina prepaga «para poder abordar» la cuestión y «tratar de mitigar el impacto que le genera a la gente esto”.

La FAPS justificó el cobro del copago por los “ingresos regulados y atrasados respecto a la inflación” que generan “un desfasaje económico que pone en peligro la sostenibilidad del sistema”, el cual afronta un “aumento de los costos operativos” junto con la necesidad de otorgar cobertura a nuevos tratamientos.

Según la FAPS, al menos 3 empresas de medicina prepaga avisaron que no podrán cumplir con el incremento en el valor de las prestaciones, previsto para enero próximo.

“Este incumplimiento del aumento de los valores de las prestaciones correspondiente a enero por parte de las empresas de Medicina Prepaga y Obras Sociales de Dirección -condición para poder cumplir con los aumentos salariales de los trabajadores de la salud acordados en la paritaria 2021- significa un colapso en las finanzas ya golpeadas”, manifestó la entidad que nuclea a los prestadores.

Vizzotti explicó que el cobro del copago no necesita una autorización por parte del Gobierno nacional, según contempla la Ley de Prepagas.

“Lo que estamos tratando de hacer es sentarnos y hablar con todos los actores que involucran este aumento para ver si podemos minimizar el impacto sobre la población”, subrayó la titular de la cartera de Salud.

Desde las prepagas, el presidente y propietario de Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt, pidió revisar los aumentos de pactados con el Gobierno debido a que “todos los números se corrieron” en el “segundo semestre”.

El Ministerio de Salud había autorizado en julio un aumento del 41,14% en las cuotas de las prepagas, con una aplicación escalonada en cuatro tramos del 9% cada uno.

“Los prestadores manifiestan la necesidad de cobrar copagos porque los financiadores, en este caso, las empresas de medicina prepaga, no pueden actualizar sus valores porque no reciben autorización en tiempo y forma para realizar sus aumentos y entonces, el sistema se va desfinanciando”, dijo Belocopitt en diálogo con Radio con Vos.

Tras ello, agregó: “No hay una pelea con los prestadores. Todos estamos en el mismo barco con una estructura de costos en el sector salud que se ha disparado”

“Las prepagas van a subir un 9% en enero, pero lógicamente cuando se decidió este aumento en tramos y se hizo el calculo técnico, ya se empezó a ver en agosto y septiembre que los costos se estaban yendo muy por encima de lo pactado y que el aumento estaba muy por debajo del atraso que tenía el sistema”, insistió el empresario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *