Boca aprovechó su chance y le ganó el Superclásico a River en el Monumental

Armani y González Pirez no se entendieron, Sebastián Villa capitalizó un error en el fondo del Millonario y marcó el gol del triunfo por 1 a 0. El conjunto Xeneize se subió a lo más alto en la Zona B de la Copa de la Liga Profesional.

Una desinteligencia defensiva de River y una corajeada de Sebastián Villa le permitieron a Boca quedarse hoy con el Superclásico por 1 a 0, que se disputó en el estadio «Monumental» por la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional. El delantero colombiano marcó el tanto de la victoria a los 8 minutos del segundo tiempo, tras ganarle la disputa del balón a Leandro González Pirez y eludir a Franco Armani.

Con este resultado, Boca alcanzó a Estudiantes de La Plata en la punta de la Zona B, ambos con 14 puntos, mientras que el «millonario» quedó tercero con 13 unidades, detrás de Racing (15) y Unión (14), en la Zona A, junto a Defensa y Justicia y Newell´s Old Boys.

River empezó más incisivo con Julián Álvarez como único delantero y en ese sentido el santafecino tuvo dos chances que inquietaron al fondo boquense, con un remate cruzado desde la derecha y un disparo que se fue alto, tras un pase de Barcos.

Boca con mucha táctica, trata de controlar cada intento de River, pero Guillermo «Pol» Fernández carece de compañía y pierde en el mediocampo contra la oferta local que tiene a Enzo Pérez, Enzo Fernández y Santiago Simón.

Aaron Molinas no pudo hacerse cargo de la conducción, y Ramírez perdió más de lo que ganó en sus intentos, y Julián Álvarez siempre fue la carta más incisiva de un Superclásico que no presentó muchas acciones frente a los arcos. Sin embargo, a los 29, Alvarez se filtró en el área tras dejar en el camino a Rojo y su remate fue rechazado con el pie por Rossi, en gran forma.

Para la segunda parte Sebastián Battaglia sacó al peruano Luis Advíncula que estaba al borde de la expulsión por algunas entradas fuertes contra rivales, e ingresó Nicolás Figal, y también sacó a Darío Benedetto y saltó al campo de juego el juvenil Luis Vázquez.

Precisamente Vázquez fue el que se armó la primera jugada de peligro boquense, cuando a los 3, dejó desairada a la defensa «millonaria», llegó hasta el fondo y el remate lo tapó Armani, en una buena intervención.

Pero luego llegó el gol de Villa, tras el error entre Armani y González Pirez y Boca se animó un poco más, aunque luego de una triangulación Alvarez llegó a estar otra vez cara a cara con Rossi y nuevamente el arquero le ahogó el grito de gol.

El ingreso de Juan Fernando Quintero le dio a River un poco más de claridad al mediocampo local, y a los 21 Rossi otra vez se lució ante un tiro libre del colombiano que despejó al córner.

Boca lo tuvo otra vez cuando Ramírez se escapó por la izquierda y frenó ante el cierre del chileno Díaz, el remate lo dejó corto Armani y luego fue Oscar Romero el que casi convierte, pero González Pirez sacó en la línea.

Rossi se consagró a los 41 minutos al sacarle un cabezazo tremendo a Palavecino, cuando la pelota iba en busca de la red. Boca se fue festejando un triunfo más que importante para sus aspiraciones, mientras que River sabe que tuvo un traspié en un juego que no fue el esperado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.