Alumnas de la Escuela Superior de Medicina comenzaron sus prácticas en el sistema de salud local

A través de un convenio firmado por el intendente Arturo Rojas y la secretaria Andrea Perestiuk, cinco futuras médicas rotarán por distintos servicios básicos en el Hospital “Dr. Emilio Ferreyra” y los CAPS. “Es una apuesta”, sintetizó la directora Asociada, María Fernanda Menéndez, quien explicó que terminada esta etapa las profesionales podrían elegir al nosocomio para hacer su residencia.

Esta mañana se dio inicio al Proyecto Final Obligatorio (PFO) en el Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferrerya”, mediante el cual cinco alumnas que están a punto de finalizar sus carreras en la Escuela Superior de Medicina de Mar del Plata harán una rotación, durante algunas semanas, por mencionado nosocomio y distintos centros de salud, con el objetivo de abordar cinco especialidades básicas: Clínica Médica, Pediatría, Cirugía, Tocoginecología y Atención Primaria.

Este accionar surgió a partir de la firma de un convenio con la institución rubricado a principios de este mes por el intendente Arturo Rojas y la secretaria de Salud de la comuna, Andrea Perestiuk, que posibilita que los primeros egresados realicen sus prácticas rotando por las instituciones sanitarias de nuestro distrito, ayudado a reforzar el sistema y con la posibilidad de incorporarse a la plantilla una vez recibidos.

Las primeras cinco practicantes, dos de ellas necochenses, estuvieron acompañadas en su primer día de actividad por la propia integrante del Ejecutivo; la directora del nosocomio, Vilma Parodi; su autoridad asociada, María Fernanda Menéndez; y la jefa del Departamento de Docencia, Liliana Figueroa.

“Esto significa una puesta en valor importante desde lo institucional y también en el funcionamiento hospitalario”, aseguró la tercera de ellas, quien explicó que “permitirles el conocimiento de toda la tarea diaria las transforma en una opción, en un futuro inmediato, si quisieran seleccionar un lugar para formarse con su residencia médica”.

Extendiéndose sobre esta apreciación, Menéndez agregó que, “al finalizar este PFO, (las alumnas) se prepararán para rendir un examen de residencia y hacer una formación más específica, entonces sí tendríamos un beneficio importante, porque cualquiera de estas futuras médicas podría seleccionar nuestro hospital, lo que implica un avance en la incorporación de profesionales que quieran formarse y, después, pertenezcan al plantel”.

“Es una apuesta a futuro, queremos que tengan una buena experiencia y se sientan cómodas”, sintetizó sobre el objetivo final de estas prácticas la Directora Asociada.

Vale recordar que, al momento de su rúbrica, la secretaria Perestiuk había calificado al convenio como “el puntapié inicial” para poder anexar un nodo de la Escuela Superior de Medicina en nuestro distrito en el mediano plazo, además de remarcar su importancia para el sector público por contar la entidad con “más de cien alumnos provenientes de nuestra ciudad”, quienes, “después de estas prácticas obligatorias, se pueden quedar a hacer la residencia en Necochea”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.